Jun 12, 2017
533 Views
0 0

Mahatma Gandhi en Sudáfrica

Written by

Como el propio Gandhi dijo, Sudáfrica fue esencial para su propio desarrollo personal y el de su visión ética y politica del mundo. Gandhi pasó un total de 21 años en Sudáfrica, desde 1893 hasta 1914, interrumpidos por unas pocas visitas a la India e Inglaterra. Llegó allí muy joven, a la edad de 23 años y dejó el país africano a los 44 años.

Un procedimiento rutinario de la época en la estación de trenes de Pietermaritzburg, hizo que su forma de ver el mundo cambiara para siempre. Poco después de llegar a Sudáfrica, Gandhi sufrió discriminación debido a su color de piel, algo normal en la Sudáfrica de la época. No le permitieron sentarse en el vagón de pasajeros europeos. Gandhi se negó y fue golpeado por ello. Además de este altercado racista también sufrión otros como ser arrojado a una alcantarilla por caminar cerca de una casa de blancos (los indios no tenían permitido caminar por senderos) o ser obligado a quitarse el turbanteel por un magistrado de un tribunal de Durban. Estos sucesos fueron los que le empezaron a hacer pensar en lo imjusto de la discriminación racial y representan el comienzo de su filosofía de la no violencia. Encontró estos sucesos humillantes, y luchó por comprender cómo algunas personas podían sentir superioridad o placer en tales prácticas inhumanas. De esta forma Gandhi también comenzó a cuestionar la posición de su pueblo dentro del Imperio Británico.

Así nació la resistencia pasiva llamada Satyagraha (la fuerza de la verdad en sánscrito) nació y evolucionó en Sudáfrica antes de llegar a la India y después, al mundo. Cuando Gandhi dejó el país, también dejó una semilla que años más tarde floreció en el movimiento no violento contra el Apartheid, liderado por Nelson Mandela.

Archivado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *